• LifeInStyle

  • Artículos de Interes

  • Relatos Eroticos

  • Kamasutra

  • Swingers

  • Sexualidad

  • Sex4lover en la Radio

My First Swinging Experience

TWOHOTS4U2 Manassas, Virginia, USA

(En el idioma original al terminar el relato en español)

Mi primer experiencia en una fiesta de intercambio

Kim y yo habíamos estado saliendo durante dos semanas y estábamos en la ciudad de Nueva York en un viaje de fin de semana. Las cosas eran tan nuevas para nosotros que aún no habíamos tenido sexo. Habíamos estado besándonos con lengua pero habíamos ido más allá en ese momento. No era virgen, pero tenía varios novios anteriores que vivían en ella. Mientras conducíamos por Mid-Manhattan hacia Broadway para ver un musical, pasamos una marca que decía «La Trapeze». Ella preguntó qué era. Le dije que era un club de swing. Ella preguntó: “¿Qué es un club de swing?”, y le dije. Pensó un rato y dijo que sería divertido ir allí después del espectáculo de Broadway. Mientras lo hablábamos, acordamos que solo nos involucraríamos en balanceo suave, sin penetración. Sobre las 22:30 llegamos de nuevo a La Trapeze. Después de registrarnos, nos llevaron de gira por el club. Luego nos hicieron entrar en un pequeño vestidor, quitarnos la ropa y ponerlos junto con nuestros objetos de valor en el casillero y cerrarlo con llave. Nos dieron grandes toallas verdes y nos dirigimos a la Sala de Grupos. La Sala de Grupo tenía unos 40 pies de diámetro, tenía espejos en el techo y colchones que cubrían el piso. Nos acostamos a un lado de la habitación sobre mi toalla y pusimos su toalla sobre nuestros cuerpos desnudos. Mientras mirábamos alrededor, había parejas por toda la habitación involucradas en diversas actividades sexuales. Empecé a señalar un trío, pero Kim dijo: ‘¡No señale! ¡Pueden notarnos!” Después de unos 30 minutos, una pareja se acostó a nuestro lado, con el chico al lado de Kim. Les hablamos un poco, y luego el chico y yo comenzamos a chupar los pezones de Kim. Parecía disfrutarlo, pero unos minutos después sentí que Kim se sacudía. Ella me susurró: Él está deslizando su mano arriba y abajo de mi muslo. ¿Qué debo hacer? Le pregunté si eso estaba bien, y ella dijo: Sí. Después de un rato moví mi mano hacia abajo para tocarla, pero descubrí que su mano ya estaba allí, y su dedo estaba profundamente en su coño. . Le pregunté a Kim si necesitaba agregarle un poco de lubricante en el dedo y ella dijo: «¡No, hago mucho jugo!» Me agaché y descubrí que tenía razón, su coño estaba goteando su jugo espeso y resbaladizo. En ese momento, mientras chupaba sus pezones, noté que las piernas de Kim estaban abiertas. Miré hacia abajo y el tipo se había puesto de rodillas y se deslizaba entre sus piernas con su polla dura en la mano, preparándose para deslizarla dentro de su coño. Pero Kim estaba congelada, totalmente en trance. Le hice señas para que se detuviera y le dije: ‘No hay penetración’. Decidieron dejar de jugar con nosotros y se fueron a otra zona del club. Le pregunté a Kim si iba a evitar que él la follara, y ella dijo que estaba tan perdida que no podía moverse ni hablar, y me agradeció por detenerlo. La semana siguiente, el club de swing fue todo lo que pudimos hablar. Había sido una velada muy emocionante. Ese sábado volví a la ciudad de Nueva York para otra visita a La Trapeze. De nuevo, estuvimos de acuerdo, solo balanceo suave, sin penetración. Esta vez nuevamente nos acostamos en mi toalla a un lado de la habitación, pero miramos más a nuestro alrededor y hablamos sobre las otras parejas, 3 y 4 que estaban teniendo sexo a nuestro alrededor. ¡Era como estar en medio de una película porno! Una pareja se acostó en una toalla a nuestro lado y comenzamos a hablar con ellos. Ella dijo que él era médico interno y acababa de terminar una semana de trabajo las 24 horas del día en la sala de emergencias. Ella dijo que lo trajo a La Trapeze para que pudiera relajarse del estrés de la semana. Llevaba un bandeau, así que Kim le preguntó por qué no estaba desnuda como el resto de nosotras. Dijo que se había hecho una doble mastectomía y quería tapar las cicatrices. Kim estaba tan avergonzada que sintió ganas de meterse debajo de los colchones que cubrían el piso. La chica dijo que estaba bien, que no se preocupara. Kim me dijo que realmente tenía que compensar a la chica y hacerla sentir muy bien. Le dije a Kim que tenía que cumplir con su deber y hacer que el médico se relajara de su estrés. Le di a la chica un montón de juegos previos con besos franceses mordisqueando sus orejas, cuello y el interior de sus muslos durante un período de aproximadamente 20 minutos. ¡Cuando comencé a chuparle el clítoris, ella tuvo un orgasmo! Durante los siguientes 50 minutos más o menos, la llevé al orgasmo una y otra vez, hasta que dijo: ‘¡Estoy tan cansada! ¡Tomemos un descanso!Su chica y yo nos levantamos y nos acostamos a cada lado de Kim. Kim dijo que se había corrido dos veces porque ella le estaba chupando la polla y estaba en el baño aseándose. Cuando regresó, se puso un condón nuevo y comenzó a chupar el clítoris y el coño de Kim. Su chica y yo comenzamos a chupar los pezones de Kim. Muy pronto, Kim estaba encorvando su pelvis hacia su boca. Realmente se sentía caliente y excitada. Levantó la cabeza, se puso de rodillas sosteniendo su dura polla cubierta de condones y le preguntó a Kim si podía follarla. Kim me miró y levantó las cejas, indicando que dependía de mí. Mil pensamientos pasaron por mi cabeza en un microsegundo. Aquí estábamos, nuevos BF y GF, aún sin tener sexo, y Kim me preguntaba si podía follar con el médico. Finalmente, decidí que mis sentimientos por Kim eran muy fuertes y que quería que ella experimentara cada buena parte de la vida. Asentí,¡Sí!` Ella se agachó y tiró de sus hombros hacia ella. Se movió hacia adelante y deslizó su polla profundamente en su coño. Empujó dentro y fuera de su coño unas cinco veces, ¡y luego se corrió! Se retiró lentamente y dijo: ‘¡No podía parar! ¡Estabas tan apretada! Se levantó y fue al baño a limpiarse. Cuando regresó, su polla estaba un poco blanda. Kim lo chupó durante unos 30 segundos y volvió a estar muy duro. Se puso un condón nuevo y deslizó su polla dentro de su coño. Esta vez follaron durante unos 15 minutos mientras su chica y yo le chupábamos los pezones a Kim y alternativamente le dábamos un beso francés. El doctor comenzó a gemir, y pronto vino. Se acostó sobre ella por un rato esta vez, besándola con francés mientras su polla se ablandaba lentamente y sorbía. Siguió llamándola su «princesa asiática». Después de que él regresó del baño, todos nos acostamos juntos por un rato hablando de la experiencia. ¡Todos estaban bien saciados excepto yo! Más tarde esa noche, después de que Kim y yo llegamos al hotel, nos duchamos y nos metimos en la cama, ella me mostró por qué el médico no podía evitar correrse tan rápido la primera vez. Su coño estaba tan apretado que tampoco pude evitar correrme rápido la primera vez. Pero duré mucho más tiempo la segunda y tercera sesión, y durante la sesión de despertar de la mañana. ¡Ella era mi «princesa asiática!»


My First Swinging Experience

Kim and I had been dating for two weeks and were in New York City on a weekend trip. Things were so new to us that we had not had sex yet. We had been French kissing but had gone any further at that point. She was not a virgin but had several previous live-in boyfriends. As we drove across Mid-Manhattan toward Broadway to see a musical, we passed a marque that said, “La Trapeze.” She asked what it was. I told her that it was swing club. She asked, “What is a swing club?”, and I told her. She thought a while and said that it might be fun if we went there after the Broadway show. As we talked about it, we agreed that we would only get involved in soft swinging, no penetration. About 10:30 pm we arrived back at La Trapeze. After we registered, they took us on a tour of the club. Then they had us go into a small dressing room, take off our clothes and put them and our valuables in locker and lock it. They gave us large green towels and we headed to the Group Room. The Group Room was about 40-feet in diameter, had mirrors on the ceiling and mattresses covering the floor. We laid down off to the side of the room on my towel and put her towel over our nude bodies. As we looked around there were couples all over the room engaged in various sexual activities. I started to point out a threesome, but Kim said, Dont point! They may notice us!” After about 30 minutes a couple lay down beside us, with the guy next to Kim. We spoke to them a bit, and then the guy and I started sucking Kim’s nipples. She seemed to enjoy that but a few minutes later I felt Kim jerk. She whispered to me,He is sliding his hand up and down my thigh. What should I do?I asked her if that was OK, and she said,Yes.After a while I moved my hand down to finger her but found that his hand was already there, and his finger was deep in her pussy. I asked Kim if I needed to add some lube to his finger and she said,No, I juice a lot!` I reached down and found that she was right, her pussy was dripping her thick, slippery juice.

By this time as I was sucking her nipples, I noticed that Kims legs were spread wide. I looked down and the guy had gotten on his knees and was sliding up between her legs with his hard cock in his hand, getting ready to slide it into her pussy. But Kim was frozen, totally in a trance. I signaled for him to stop, telling him, ‘No penetration.” They decided to stop playing with us and left to another area of the club. I asked Kim if she was going to stop him from fucking her, and she said that she was so spaced out, that she could not move or talk, and thanked me for stopping him.
The following week the swing club was all we could talk about. It had been a very exciting evening. That Saturday went back to New York City for another visit to La Trapeze. Again, we agreed, just soft swinging, no penetration. This time we again lay on my towel off to the side of the room, but we did look around more and talk about the other couples, 3-somes, and 4-somes that were having sex all around us. It was like being in the middle of a porn movie! A couple lay down on a towel next to us and we started talking with them. She said that he was a medical intern and had just finished a week of 24-hours-a-day work in the ER. She said she brought him to La Trapeze so he could unwind from the week’s stress.

She was wearing a bandeau, so Kim asked her why she was not nude like the rest of us. She said that she had a double mastectomy wanted to cover the scars. Kim was so embarrassed she felt like crawling under the mattresses covering the floor. The gal said that was OK, to not worry. Kim told me that I really had to make it up to the gal and make her feel very good. I told Kim that she had to do her duty and get the doctor to relax from his stress.

I gave the gal lots of foreplay French kissing nibbling her ears, neck, and inside of her thighs over about a 20-minute period. When I started sucking her clit she orgasmed! Over the next 50 or so minutes I brought her to orgasm again and again, until she said, I am so exhausted! Lets take a break! His gal and I got up and lay down on each side of Kim. Kim said that he had cum twice from her sucking his cock and was in the bathroom cleaning up. When he came back, he put on a new condom and started sucking Kims clit and pussy. His gal and I started sucking Kims nipples. Pretty soon Kim was hunching her pelvis up at his mouth. She was really feeling hot and turned on. He raised his head up, got up on his knees holding his hard, condom-covered cock, and asked Kim if he could fuck her. Kim looked at me and raised her eyebrows, indicating that it was up to me. A thousand thoughts went through my head in a microsecond. Here we were, new BF and GF, not yet having sex, and Kim was asking me if she could fuck the doctor. Finally, I decided that my feelings for Kim were very strong, and that I wanted her to experience every good part of life. I nodded, Yes! She reached down and pulled his shoulders up toward her. He moved forward and slid his cock deep into her pussy. He thrust in and out of her pussy about five times, and then he came! He slowly pulled out, saying, I could not stop! You were so tight! He got up and went to the bathroom to clean up. When he returned his cock was just a little soft. Kim sucked him for about 30-seconds, and he was very hard again. He put on a new condom and slipped his cock back into her pussy. This time they fucked for about 15 minutes while his gal and I sucked Kim’s nipples and alternately French kissed her. The doctor began to groan, and soon came. He lay on her for a while this time, French kissing her as his cock slowly got soft and sipped out. He kept calling her his Asian Princess.
After he returned from the bathroom, we all lay together for a while talking about the experience. Everybody was well sated except me! Later that night, after Kim and I got the hotel, showered, and got in bed, she showed me why the doctor could not keep from cuming so quick the first time. Her pussy was so tight I could not keep myself from cuming quick the first time either. But I lasted a much longer time the second and third sessions, and during the morning wake-up session. She was my “Asian Princess!”


Cada Relato es una experiencia sexual propia, por lo que dejamos el idioma original de cada perfil del concursante en la parte final del relato traducido al español.

Los Relatos están firmados por sus propios autores y no demeritamos su creación por lo que anteponemos siempre el nombre del perfil.

Todos los relatos son propiedad de SDC, la mejor página en el mundo sobre contactos swinger y agradecemos que nos den el permiso de publicarlos.

Si deseas conocer al perfil que escribió éste relato, suscríbete a SDC haciendo click aqui o en el banner inferior; una vez suscrito busca el perfil de cada concursante y muéstrale tu gusto por su escritura escribiéndole un mensaje de apoyo.

Agradecemos a SDC por su apoyo y su permiso otorgado para la publicación de éste relatos aquí mostrado.

Envía tus comentarios al perfil o profile que escribió éste relato, MUESTRALE TU APOYO haciendo click aquí

SUSCRIBIRTE A LA MEJOR WEBPAGE DE SWINGERS:

Solo haz click en la imagen de abajo o copia y pega el siguiente link:

https://www.sdc.com/?ref=5622

Sex4lover.mx surgió del CRE Club de Relatos Eróticos creado en 1993 para llegar a ser en sus casi 15 años de vida el principal sitio hispano en internet sobre relatos eróticos, con miles de textos organizados por categorías, siendo el acceso y la publicación de los relatos totalmente gratuita.

Aquí en Sex4lover.mx encontraras es ésta sección los relatos publicados en SDC en sus diferentes concursos

En esta sección Sex4lover.mx te ofrece relatos eróticos que podrás leer libremente del perfil dentro de SDC y quien los escribe, por lo que los invitamos a escribir sus propios relatos eróticos y participar en los diferentes concursos que tiene SDC. si lo deseas como Sex4lover.mx cuenta con ayuda profesional podemos brindarte la asesoría y alternativas a los posibles problemas que se te presenten al escribirlos con el fin de otorgar a los lectores de SDC un rato agradable y de fantasía sexual y erótica.

El contenido de los relatos disponibles en esta sección son propiedad de SDC, no nos responsabilizamos de los mismos. Tampoco de su forma, nombres o referencias utilizadas para su composición.

El contenido de los relatos disponibles en esta web es propiedad de sus autores, no nos responsabilizamos de los mismos. Tampoco de su forma, nombres o referencias utilizadas para su composición.

Todos los relatos son considerados como ficticios y los hechos relatados en los mismos tienen la misma validez y consideración que hechos relatados o mostrados en literatura tradicional, TV, o cine aún y cuando se especifique «basado en hechos reales», etc. Si tiene cualquier problema con un relato publicado, puede ponerse en contacto con nosotros para que revisemos su contenido y editarlo o eliminarlo si se considera oportuno.